Vender es como ser un Súper-Héroe.

Los Súper-Héroes, tienen una clave primordial para hacer su trabajo de forma excepcional. ¿Sabes cuál es?

A menudo vender nos supone un trabajo de Súper-Héroes.

El que nos compren un producto o un servicio es cada día más una carrera de alta competición o un triatlón, que un paseo relajado y tranquilo.

Yo desde luego prefiero disfrutar de la venta de forma relajada y tranquila. ¿Y tú, cómo te sientes cuando tienes que vender?

Cuando no tenemos una marca reconocida, no tenemos un marketing brutal o nuestros productos no son los más baratos del mercado, resulta cuanto menos complicado llegar a vender. ¿Estás de acuerdo?

¿Sabes cuál es la clave de los Súper-Héroes?

Su Fortaleza Mental.

Tienen una fuerza mental a prueba de bombas. No se rinden, siguen teniendo claro cuál es su misión, cuál es su propósito y no se dan por vencidos hasta que consiguen lo que quieren.

La clave fundamental de un gran vendedor también es su fortaleza mental. Tenemos más en común con los Súper-Héroes de lo que creemos.

Un vendedor recibe muchas negativas al cabo del día (o debería recibirlas) y por ello mentalmente deben ser fuertes.

Y la mejor forma de conseguir algo, es practicando día tras día. Cuanto más perseverante seas, más posibilidades de éxito tendrás en aquello que te propongas.

Ahora bien, persevera con fundamento, sabiendo en todo momento qué estás haciendo. Quizás necesites un método o una técnica para saber que vas por buen camino y que no estás dando cabezazos contra una pared.

Por mucho que seas constante en algo que no estás haciendo bien, no conseguirás nada. ¿Estás de acuerdo?

Hoy voy a compartir contigo 8 Claves para Potenciar tu Fortaleza Mental.

Pasión: Está claro que tu profesión te apasiona

¿Y tus servicios y productos están al mismo nivel de pasión?

Nos dejamos llevar por lo que nos gusta nuestra profesión y a la hora de ofrecer servicios y productos es como si esa pasión desapareciese.

La venta es transmitir ilusión y pasión, si no la sientes, es imposible hacer sentirla a tu cliente y tu cliente lo siente, lo nota y lo percibe de forma inmediata.

Por lo que habla con pasión de tus servicios y productos a partir de ahora y verás una notable diferencia en tus ventas.

ACTITUD. Positiva, siempre positiva.

Da igual las circunstancias, debes tener una actitud delante de tus clientes, positiva.

Nuestros clientes no quieren escuchar problemas, quieren olvidarse, sentir seguridad y tranquilidad y es lo que tienes que darles.

Ya te he comentado que tenemos profesión de Súper-Heroes, por lo que centrate en una buena actitud de ayuda, compromiso y empatía. Es primordial.

Conocimientos: Hablar con conocimiento de causa. Saber al dedillo la teoría.

Importante, debes saber de qué hablas, aquí la parte teorica debe ser impecable. Es imposible hablar de algo con confianza y seguridad cuando no sabe de qué estás hablando.

Y también no menos importante estar al día de todos los avances y últimas tecnologias en tu profesión, por lo menos para contestar cuando te pregunten. Y también saber de tu competencia, es necesario saber qué hacen, para poder rebatir cualquier objeción de tus clientes y saber ofrecerles algo mejor, lo tuyo, sin duda alguna.

Habilidades: Explotar tus mejores encantos y ponerlos a disposición de tus clientes.

Aquí debes saber explotar todo tu encanto y profesionalidad, para demostrar cuanto sabes y que además lo haces de una forma que nadie puede competir contigo. Tus habilidades son tuyas.

Las habilidades se pueden potenciar, para ello lo mejor es conocerse y potenciar aquello que se te da bien, por naturaleza. Sin duda alguna tu mejor baza para destacar ante los demás.

Empatía: Necesaria y que no siempre bien realizada.

Empatizar con tu cliente es escucharle, entenderle y descubrir cómo puedes ayudarle a mejorar un problema. No quiere decir meterte en su bolsillo.

Nos equivocamos demasiado a menudo y luego nuestro cliente se va a comprar lo que tú no le has ofrecido al supermercado de al lado. (Verdad, verdadera aunque te moleste escucharlo)

Honestidad: Con la verdad por delante siempre. Las mentiras tienen los pasos contados.

Estamos en un mundo de una competencia bestial, ser honesto es un valor en alza. Las personas no son tontas y no te dejarán pasar ni media. Y me parece muy loable.

A mí no me gustan que me digan medias verdades, es el error de muchos vendedores, que afortunadamente ya van quedando pocos. Y los pocos que quedan se les ve venir desde dos metros de distancia.

Sé honesta en tus diagnósticos y en los resultados que pueden ofrecer tanto tus servicios como cosméticos. El cliente te lo agradecerá y será fiel, por tu sinceridad y sabe que podrá confiar en ti siempre.

Los valores y principios de las personas son incuestionables y es lo que nos diferencia a unos de otros. Los clientes compran confianza, honestidad, seguridad, resultados, humanidad, cariño, responsabilidad, compromiso…

Y debemos diferenciarnos en los valores que podemos ofrecer, en comparación a grandes superficies que nada de eso ofrecen.

Valor: El que debes creer que tienes.

Eres una gran profesional, te gusta tu profesión, buscas lo mejor para ofrecer los mejores resultados, innovas, te sigues formando continuamente. Que nadie te haga dudar de ti misma.

No te lleves nada al terreno personal. Cada persona es libre de opinar y decidir. No te sientas mal o de menos ante las objeciones de tus clientes. Igual que tú les ofreces lo que crees que necesitan, ellos tienen el derecho de decir lo que piensan.

Incluso, debes ver las objeciones como una forma de aprendizaje y pensar en conocer mejor a tu cliente, para que la próxima vez le ofrezcas algo que realmente le interesa y desea.

Método: Hacer las cosas sabiendo qué haces.

Cuándo no sabes cómo hacer las cosas, tenemos muchas posibilidades de que no nos salgan como queremos y la frustración sea cada vez mayor.

Por ello en muchas ocasiones, dejamos de hacer lo que tenemos que hacer y nos conformamos con lo que tenemos (sabiendo que no es lo mejor o lo que deseamos).

Tener un método que te ayude paso a paso para saber qué debes hacer en cada momento, saber cómo identificar qué quieren tus clientes y ofrecer con seguridad y confianza, para vender tus servicios y productos, es un regalo para tu dia a día.

Para disfrutar de la venta tanto como de tu profesión. Vender puede convertirse en un paseo con tu cliente.

Un paseo entre conversaciones abiertas, empatía, honestidad, confianza y seguridad. No es cuestión de sufrir, de convencer u obligar.

Es cuestión de ilusionar, motivar y trabajar como un Súper-Heroe. Saber cuál es tu propósito, tu misión y disfrutar con pasión cada día.

¿Cómo quieres ser? ¿Cómo un Super-Héroe o más bien como el villano escurridizo, que siempre está escapando de hacer lo que debe hacer?

4 opiniones en “Vender es como ser un Súper-Héroe.”

  1. Gracias Dominica¡¡
    Me acuerdo mucho de ti, sabes? Estamos en un momento muy duro, cambiante y con falta de seguridad.
    Me gustaría poder charlar contigo y aprender de tu experiencia.
    Mi negocio es mi sustento y mi gran motivación.
    Poder tener esos ingresos, clientes es muy importante para mi.
    Te agradezco este post y lo leeré muy deteninadamente.
    Un abrazo

    1. Hola MªJose, sí tienes razón estamos en un momento complicado, cambiante y lleno de incertidumbre, sin embargo, tenemos que aprender a pensar de otra forma y seguir avanzando para crecer en nuestros negocios. NO digo que sea fácil, pero si es posible. Eso sí, hay que aprender, desarrollar nuevas habilidades y romper las limitaciones. Si quieres hablar, estaré encantada de hacerlo. Puedes escribirme a info@dominicasoria.com y hablamos.

  2. Hola buenas tardes gracias por dedicarme un poco de tu tiempo. Estoy volcada en la digitalización de mi
    negocio que siempre por falta de tiempo iba posponiendo y encima no me gusta nada. Pero creo que debo hacerlo sí o sí ahora que está tan flojo. gracias seguiré leyendote me aportas mucho valor .

    1. Hola Montserrat, me alegro que te hay gustado el post y sobre todo que apuestes por la innovación en tu negocio. Debemos aprender a ver nuestro negocio desde otra perspectiva y avanzar para mejorar. Está claro que estamos en un momento de pensar cómo podemos llegar a más personas y seguir creciendo en nuestros negocios. Animo y a seguir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *