¿Te Imaginas Vender Sin Miedo?

Te imaginas vender sin sentirte incomoda…

Te imaginas vender sin sentir miedo al “no”…

Te imaginas no sentir vergüenza y disfrutar vendiendo…

Si eres esteticista y quieres conseguir aprender a vender para ayudar a tus clientes a mejorar y solucionar sus problemas, te invito a seguir leyendo.

Vender es algo natural, lo hacemos desde pequeños y a lo largo de nuestra vida lo seguimos haciendo sin darnos cuenta. El problema llega cuando sentimos que “vendemos”. En ese momento nos bloqueamos y nos vienen a la mente todas las creencias y pensamientos negativos que hemos escuchado sobre los vendedores y también sobre el dinero.

¿Crees que no vendes de forma natural en tu día a día?

Te voy a poner varios ejemplos:               

Vendes cuando tienes hijos y les explicas lo que tienen que hacer para ser buenos estudiantes y ser más responsables. Expones tus argumentos, les preguntas sobre lo que piensan y opinan y al final comentas tus razones para que lo entiendan y lleven a la acción lo que les has explicado.

Vendes cuando hablas con tu pareja para decidir qué hacer el fin de semana, cada uno dice lo que le gustaría y entre los dos, llegáis a un consenso. Decidiendo qué es lo mejor en ese momento o qué os apetece a los dos para ese fin de semana.

Vendes cuando hablas con tu madre sobre la vida, los problemas y le escuchas con atención sobre lo que le preocupa, y le das tu opinión, para que se sienta mejor y ayudarle a mejorar ese problema que tiene.

Vendes cuando quedas con una amiga y te cuenta una duda existencial sobre su vida, le escuchas y le preguntas qué quiere conseguir realizando esa acción, en ese momento le das tu opinión para que decida lo mejor para ella.  

En todos estos casos, lo que haces es conversar, empatizar, conectar y ofrecer una solución, y evidentemente, dejar que decidan  los demás qué quieren hacer. Nunca hay que obligar, incomodar o atosigar.

Escuchar, preguntar y ofrecer una solución para mejorar el problema que tienen o conseguir lo que desean, es vender.

¿Crees que estos ejemplos son autenticas relaciones de venta?

Hemos hablado de escuchar, empatizar, descubrir el problema o deseo y dar unas razones para ofrecer la mejor solución. Y aceptar que al final la persona que tenemos delante debe decidir qué quiere hacer.

En estos puntos se basa un proceso de ventas, es más, mi método de ventas se basa en conectar, identificar, motivar y llevar a la acción a tu cliente. Por supuesto todo el proceso se basa en saber comunicar de forma clara, efectiva y persuasiva.

Hasta hace poco vender era “soltar la chapa” y ser pesado. Ahora mismo, de esto huimos todos. Incluida yo. Porque soy incapaz de hacer algo que a mí me molesta. Y estoy segura que  a ti te pasa lo mismo. Por ello defiendo, enseño e implemento la venta generando buenas relaciones. Relaciones basadas en la honestidad, la empatía y el compromiso.

Vender es generar confianza, interesarte por tu cliente, motivarle y desde luego ilusionarle para que tome acción.

Vender es ayudar, mejorar y solucionar la vida de nuestros clientes con nuestros servicios y productos. ¿Qué te impide conseguir una venta de este tipo?

¿Qué pensamientos te frenan a la hora de ofrecer tus servicios y productos?

2 opiniones en “¿Te Imaginas Vender Sin Miedo?”

  1. Me frena frena ser pesada porque me han rechazado muchas veces y pienso que no les interesa,no pueden económicamente comprarlos.Tambien que las clientas antiguas hayan perdido la confianza en mi porque he cerrado varias veces el centro y he cambiado varias veces de firmas hasta que encontre lo mejor para que tuvieran los mejores resultados,ademas de introducir despues nuevas soluciones con los nuevos conocimientos que adquirí en los últimos cursos

    1. Te entiendo Cristina, siempre buscamos razones externas para entender lo que pasa. Sin embargo, fíjate que lo único que haces es buscarlo mejor para tus clientes. No sé por qué razón has cambiado o cerrado varias veces el negocio… Pero eso no es razón para pensar que tus clientes no confian en ti. Quizás te falta confianza en ti misma, como bien explico en el post, no somos pesados por ofrecer lo mejor que tenemos para nuestros cleintes, si tenemos claro que les va a ir muy bien. El problema puede ser que no les ofreces lo que quieren y desean. Los clientes compran lo que quieren y necesitan, no lo que tú crees que necesitan. Por ello hay que saber identificar sus necesidades y deseos.
      Y un apunte más, no te rechazan a ti, no te lo tomes a nivel personal, rechazan el producto o servicio que les estás ofreciendo. Nunca te lo tomes a nivel personal.
      Si quieres aprender a Vender Más y Mejor, te invito a realizar mi curso de ventas. Un curso con un método que te ayudará a entender la venta y todo su proceso. Confía en tu profesionalidad, en tu saber y no frenes todo el potencial que tienes para ayudar a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *