Tal y como haces una cosa, lo haces todo.

¿Estás de acuerdo con esta frase?

Quizás a voz de pronto no estés de acuerdo, sin embargo, déjame preguntarte:

Dime qué no funciona en tu negocio y te diré que debes mejorar en tu vida personal.

¿Qué te parece?

Muchas profesionales cuando se ponen en contacto conmigo, me comentan que tienen trabajo pero no «ven» ganancia por ninguna parte. Vamos que de beneficios, pocos, escasos o nulos.

Y sinceramente es frustrante no tener la agenda llena, pero más frustrante es, tener la agenda llena y no ganar dinero. ¿No crees?

¿Y por qué sucede esto?

Por falta de gestión, de organización y planificación. Ahí es nada.

  • La gestión económica es parte vital en un negocio, para tener beneficios.
  • La gestión de tiempo primordial, para llegar a todo y no ir apagando fuegos todo el día.

Está claro que cuando nos dedicamos a emprender, lo que nos mueve es la pasión por nuestra profesión.

Pero cuando el esfuerzo, la perseverancia y la constancia no dan el resultado que esperamos nos desmotivamos, desilusionamos y nos acomodamos.

Y llega el momento que vemos «lo malo como normal» . Y nos conformamos. Error fatal.

Hoy te voy a dar 7 pautas para que las conviertas en hábitos y consigas llevar un orden en tu negocio.

7 Hábitos Muy Fáciles para Triunfar En Tu Negocio De Estética

1. Cuadro horario con tu jornada diaria.

De lunes a domingo, haz tu cuadro diario. Desde que te levantes hasta que te acuestes. Para saber qué haces durante el día y organizar tus tareas en base al tiempo que tienes.

A veces perdemos el tiempo en tareas nada productivas y nos quejamos de que vamos a mil. Al ser consciente de lo que haces, eres consciente de que mucho tiempo se pierde en tonterías.

Aprovecha el tiempo y si quieres «no hacer nada» no lo hagas, pero no digas que no tienes tiempo. El decir «no tengo tiempo de nada», solo te produce estrés, ansiedad y mal carácter.

Cambia la percepción que tienes de tu vida, con algo palpable, como tu cuadro horario diario. Ya verás que cambio.

2. Crear tus objetivos diarios y semanales.

Saber trabajar con objetivos te da la tranquilidad de saber que consigues lo que te has propuesto y te da una visión a largo plazo.

Te ayuda a estar enfocada en tu negocio y saber qué acciones debes realizar y conseguir cada día.

No es ninguna tontería.

3. Cierre diario y semanal en tu negocio.

Saber cuánto facturas de forma diaria y semanal, te hace tener tu negocio al día y saber en qué momento puedes lanzar ciertas estrategias para recuperar el mes y llegar a tus objetivos.

Te ahorras sustos de última hora de «no llego a pagar», «no llego para cobrar mi sueldo», «no cubro los gastos», «no tengo para pagar los impuestos», etc.

Algo muy habitual es pasarnos en gastos en cosmética o aparatología. Si sabes cuánto puedes invertir cada mes, sabes que no puedes pasar de cierta cantidad de compras. Debemos saber dónde tenemos el limite y llevarlo al dedillo.

No es ninguna tontería. Te aseguro que ganas tranqilidad.

4. Seguimiento semanal.

Saber qué ha funcionado, qué debes mejorar y qué debes cambiar es tan importante en un negocio y tan poco llevado a la práctica que no sé cómo no se enseña.

Si no haces seguimiento de todo lo que haces, no sabes qué funciona y que estás haciendo de la misma forma durante años y por ello solo arrastras malos resultados.

¿Si tenemos un mal trimestre, semestre y un mal año, no deberíamos hacer un poco de valoración e introspección para saber qué debemos cambiar?

Si seguimos empeñadas en hacer lo mismo una y otra vez, seguiremos igual. Nada va a cambiar por arte de magia. Nada.

Si no somos capaces de darnos un tiempo para nuestro negocio, no nos estamos permitiendo cambiar y evolucionar. Y pensemos qué pasa cuando no nos permitimos hacer algo.

Por lo que en este punto te aconsejo llevar a la práctica estos tres puntos vitales.

5. ¿Qué ha funcionado está semana?

6. ¿Qué tengo que mejorar para potenciar mis resultados?

7. ¿Qué tengo que cambiar o desechar para seguir mejorando?

Los buenos hábitos son los que nos ayudan a conseguir todo lo que nos propongamos, comienza por estos 7 puntos y verás como algo cambiara en un periodo de tiempo más bien corto.

Te lo digo por mi propia experiencia y la de todas las compañeras que confían en todo lo que les enseño. Los resultados hablan por sí solos.

¿Qué hábito vas a comenzar a instaurar en esta próxima semana?

¿Te atreves a comprometerte comentándolo aquí?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *