images (21)

¿Quieres obtener buenos resultados en tu negocio, ya sea Centro de Terapias,un Gabinete de Estética, un Centro Spa, un Centro de Maquillaje,una Distribuidora, una Peluquería?

En realidad el tipo de negocio es secundario… lo realmente importante es la persona o personas que lo dirijan, lo importante es la mentalidad de la persona responsable de ese negocio.

Si eres Responsable de tu negocio o de tu trabajo, debes ser una persona dispuesta a crecer constantemente, a evolucionar, a desaprender para aprender, debes ser capaz de tener la mente abierta para dar cabida a cualquier cambio, debes ser flexible para disfrutar de esos cambios, de ese aprendizaje continuo.

Llevo muchos años dedicándome al mundo de la Belleza, de la Estética y del Bienestar, desde que salí con mi titulación de Esteticista, no he parado de formarme. Diferentes técnicas de masajes, última aparatología, técnicas de maquillaje,  además de otras terapias alternativas porque me encanta todo este mundo.

Siempre que he podido he asistido a charlas de Crecimiento Personal, la importancia de saber Comunicar y Transmitir, me he formado en Ventas, en técnicas de Coaching y estoy inmersa en otro curso para apoyar y ayudar a mis clientes.

Nunca me he quejado o me ha parecido mal la formación e información que me han ofrecido en mis trabajos. Partiendo de la base que han sido la mayoría en fin de semana. Ya sabéis lo que os estoy diciendo, trabajas de lunes a sábado y el fin de semana de curso.

Bien, ahora me dedico a formar y asesorar a profesionales de la Estética para aumentar beneficios, mejorar calidad de vida y que consigan llevar sus proyectos profesionales allí donde quieren.

Es curioso que todos mis mentores y formadores, me digan lo mismo. La única forma de conseguir tus metas, retos y sueños es formarse continuamente. Es aprender, aprender y aprender para crecer y evolucionar. Es imposible alcanzar tus objetivos sin evolucionar. 

Todo cambia a una velocidad de vértigo, lo que gustaba, servía y daba beneficios hace unos años, ahora ya no sirve, ya no funciona y por supuesto no da ningún beneficio. Y cuando trabajamos con personas debemos esforzarnos mucho más si cabe.

Debemos sentir lo que sienten, debemos saber lo que quieren, ser la persona y profesional en la que confíen siempre. Que no se les pase ni remotamente por la cabeza el «probar» en otro centro y para ello no debemos quedarnos con ideas obsoletas, antiguas o funcionar como hace x años.

Debemos saber escuchar, saber preguntar, observar, que todo lo que nos transmitan lo utilicemos a favor para saber  lo que quieren, lo que no, si les apetece hablar, si no les apetece… saber cómo son, inquietas, tranquilas, emotivas, nerviosas, líderes, pasionales, mentales, triunfadoras, espirituales… saber lo que quieren y lo que no.

Tenemos un trabajo maravilloso, tenemos un potencial en nuestras manos increíble. Las personas solo quieren atención, respeto, cariño y mucho amor ¿Eres capaz de ofrecer todo esto? ¿Eres capaz de ofrecer, servir y hacer valorar todo esto con cantidades ingentes de Amor?

Ya sabes el camino que tienes por delante, aprender, crecer y evolucionar. La vida cambia día a día, si quieres conseguir tus objetivos, sal de tu zona de comodidad y atrévete a Triunfar.

Invierte en formación, buena formación, donde te expliquen, te razonen, te den pautas, herramientas y claves para mejorar en tu negocio. No todo vale y tú debes saber a quién elegir y valorar al profesional: sus conocimientos, su trayectoria, su formalidad, seriedad y formación y que no vendan humo. 

Atrévete a conseguir lo que realmente quieres y deja de quejarte. Deja de decir que no tienes beneficios, deja de hacer lo que estás haciendo hasta ahora y comienza a saber qué es lo primero que tienes que hacer para disfrutar de nuevo de tu profesión, aumentar tus beneficios y mejorar tu calidad de vida.

¿Estás dispuesta a aprender, crecer y evolucionar? Solo depende de ti. Eres la única persona responsable de tu vida y negocio. Déjate de excusas, abre tu mente, tu corazón y vive.

Solo estamos aquí de paso, ¿Sabes lo que quieres hacer con tu negocio?

Ya sabes que si quieres puedo escucharte, apoyarte y ayudarte. Ese es mi único propósito. Que disfrutes de tu trabajo, aumentando tus beneficios y alcanzando tus metas. ¿Ya sabes cuáles son? 

Un abrazo lleno de positividad y motivación.

Dominica