images (70)Cada persona tenemos una idea sobre el éxito. Para cada uno de nosotros, imagino que tendrá un significado diferente o semejante pero con matices. No lo se.

Para mi el vivir con éxito o disfrutar del éxito en mi vida, es ni más ni menos disfrutar de lo que me hace feliz. Disfrutar con mis hijos, dedicarme a lo que me gusta, tener unos ingresos para vivir sintiéndome bien, seguir aprendiendo día a día, disfrutar del amor en todas sus versiones, con mis hijos, con la pareja, la familia, los amigos… y sobre todo disfrutar de todo lo que la vida me pone en el camino. 

A lo largo de la vida vas aprendiendo que es lo que realmente tiene sentido, y eso que la rutina y las supuestas obligaciones nos hacen olvidar con facilidad lo que de verdad lo tiene.

Nos preocupamos por nimiedades, le damos importancia a cosas, momentos o ciertas situaciones de nuestro día a día, que realmente no tienen la importancia que les damos. Todo es mucho más sencillo de lo que nos parece. Y todo es mucho más fácil de lo que nos empeñamos en vivir y sentir.

La semana pasada me la tome de descanso… deje ciertas obligaciones de trabajo, para dedicarme por completo a mi hijo. El miércoles ingresaba en el hospital Miguel Servet, para realizarle una nueva técnica de cirugía cardiovascular para solucionar un problema de corazón. Miguel nació con una doble comunicación en el corazón, afortunadamente nunca ha tenido problemas.

Todo ha salido genial, y dentro de poco Miguel ya podrá hacer vida normal. Os cuento todo esto porque nos sumergimos en la vida intentando llegar a ciertas metas, nos embarcamos en aventuras que no llegamos a disfrutar como deberíamos, ya que a veces nos obsesionamos con conseguir lo que queremos sin darnos cuenta que lo único que cuenta es disfrutar de el camino.

Yo esta semana he vuelto a aprender, el primero de mi hijo, ha sido responsable, paciente y muy valiente. He aprendido que pase lo que pase siempre hay que confiar, nunca perder la fe.  También que hay cosas que nunca cambiarán y lo único que podemos hacer es afrontarlas y asumirlas, no perder las energías en intentar comprender ni entender, es imposible entenderlo todo. 

Y también he aprendido que gracias a la pasión de ciertas personas por su vocación, profesión y dedicación, mi hijo y muchas otras personas han resuelto un problema que más tarde o temprano deberían haber solucionado con una operación mucho más agresiva, una recuperación más lenta y mucho tiempo en el hospital.

Mi blog, no tiene la repercusión que se merecen estas personas pero aún así, desde aquí quiero dar las gracias al Doctor Jiménez y a todo el equipo que estuvo con mi hijo, desde un principio nos han explicado, atendido, guiado y aconsejado lo mejor para Miguel, transmitiendo gran confianza y  seguridad.

También desde aquí quiero agradecer a un grupo de personas que sin ningún interés más que el de apoyar y ayudar a los demás, han estado a mi lado, aportando una energía llena de amor y generosidad y también al Maestro Swuami por su energía incondicional.

Deberíamos aprender y ser conscientes que entre todos somos capaces de conseguir lo que queramos, solo tenemos que ir en una misma dirección y con un mismo fin. Ayudarnos y apoyarnos entre todos.

Cada uno de nosotros tiene un Don, tiene un talento especial y lo único que  tenemos que hacer es ponerlo al servicio de los demás.

En esto también se basa el Éxito. Disfrutar de tu talento, de tu don, ser el mejor y ayudar ofreciendolo a los demás.

Está semana os doy mi idea sobre el Éxito, sobre la vida y sobre el valor de lo que somos y ofrecemos.

Espero que te guste y si es así, me encantaría compartieras para llegar a más personas. Quizás a alguien le pueda ayudar.

Un abrazo lleno de luz y amor.

Dominica.