images-2En muchos momentos nos perdemos en el camino… nos perdemos porque realmente no sabemos lo que queremos.

Últimamente se habla, comenta y se escribe mucho sobre el éxito. Todos queremos el éxito en nuestras vidas. Pero ¿sabemos que es realmente el éxito?

En términos materiales éxito significa conseguir el resultado deseado. Tanto si quieres unos resultados como otros, tanto si lo que quieres es preparar la mejor paella para tu familia, como ser numero uno con tu libro, como ser el mejor Centro de Estética de tu ciudad. Tu elijes que éxito quieres para tu vida.

La Ley del Éxito se rige por lo mismo para unos resultados como para otros, esos resultados los determina cada persona. Si quieres tener éxito material, la forma más fácil es utilizar la Ley de la Atención.

La Ley de la Atención te enseña:

Ten claro lo que quieres, ten la confianza y la determinación necesarias y entonces avanza con constancia hacia tu sueño, tu visión. No te despistes ni con pensamientos negativos ni imágenes negativas, no puedes permitirte nada de ello.


También habrás escuchado y leído mucho acerca de las creencias. Tus creencias crean una energía que vibra a tu alrededor. El éxito llega cuando crees en ti mismo. Si hay algo que te impide llegar a lo que deseas y quieres, observa con cuidado que creencia te paraliza, te bloquea y corta esa creencia limitante. Hasta que no creas en tu capacidad, hasta que no confíes en ti, hasta que no seas coherente con tus pensamientos y acciones, no conseguirás el éxito.

Siempre he pensado que cuando crees en algo, debes ser coherente con tus pensamientos y acciones en tu día a día. No puedes o no debes, pensar una cosa y hacer otra, es ilógico, irresponsable y deshonesto, bajo mi punto de vista.

A lo largo de mi caminar, me he encontrado con personas que no sabían por qué no conseguían lo que querían. Yo escuchaba lo que decían, pensaban y creían… después valoraba sus palabras, sus pensamientos, sus creencias y no entendía el por qué no lo llevaban a la práctica, por qué no eran honestos consigo mismos y realizaban aquello que tanto proclamaban en las conversaciones intimas, personales, a salvo de ruidos, interrupciones, a salvo de que nadie más les escuchase.

Solo querían ser escuchados por ellos mismos… se querían creer sus propias incoherencias y que nadie les escuchase para no tener que dar cuenta de lo que distaba, lo que decían a lo que hacían.

¿Si no eres honesto contigo mismo con quién lo vas a ser? ¿Si no eres autentico quién te va a creer? ¿Si no sabes qué quieres para tu vida qué éxito vas a tener?

 

Si eres una persona coherente tienes que confiar en tu aura de integridad. Así que si dices lo que crees y haces lo que predicas crearas el éxito siempre y cuando sea positivo.

Los hemisferios cerebrales guardan una estrecha relación con el éxito. Tus pensamientos se guardan en el hemisferio cerebral izquierdo y las imágenes en el derecho. Las imágenes son más poderosas que los pensamientos.

Si piensas en el éxito pero imaginas el fracaso, fracasarás. Por eso muchas veces no conseguimos lo que queremos, nos boicoteamos nosotros mismos. Pensamos en lo que queremos, pero no lo visualizamos igual. Además, cuando nuestros hemisferios no están en la misma sintonía, es cuando nos sentimos agotados, confusos y deprimidos.

Por lo que ahora cuando pienses en que quieres conseguir algo, visualiza con la misma fuerza que tu pensamiento y evidentemente pon en acción todo lo necesario, siendo lógico y honesto con tu forma de pensar.

Cuando hablo de éxito, no solo me refiero al éxito material. Conseguir lo que quieres sin importar lo demás. El éxito es conseguir lo que quieres siendo feliz mientras lo consigues, disfrutando de ese caminar hacia tus objetivos.

Para mí, el éxito se mide por la sensación de satisfacción y de realización que te aporta el conseguir aquello que deseas. Cuando te sientes feliz de lo que estás dando, ofreciendo y aportando. Cuando te miras al espejo y sonríes, cuando te miras al espejo y te sientes orgulloso/a de la persona y ser que eres.

El éxito es sentirte bien, ser honesto y disfrutar de ese camino que un día elegiste realizar.

¿Y para ti, qué es el Éxito? ¿Quieres comentar lo que piensas y sientes?

Feliz día, feliz vida.

Dominica.