7 Claves para hacer de la Comunicación un Arte y Captar Más y Mejores Clientes

claves-para-comunicar-01

La comunicación es primordial para relacionarnos a todos los niveles, personal, familiar, social, profesional.

 Y sin lugar a dudas, cuando nos dedicamos a un mundo como el nuestro donde la relación con nuestros clientes es vital para nuestro negocio, podéis entender la importancia que tiene saber comunicar para generar confianza y por lo tanto más y mejores clientes.

La comunicación bajo mi punto de vista es un Arte, saber expresarte, escuchar, comprender, empatizar, utilizar el tono correcto, no gesticular en exceso, lenguaje positivo, saber cuándo debemos callar, no justificarnos y responder ante cualquier objeción con respeto y educación.

Estoy segura que ahora mismo estarás pensando… que tú lo haces todo muy bien, que sabes utilizar la escucha activa, la empatía, nunca elevas la voz, dejas hablar a tus clientes, no rebates ni te defiendes ante críticas que no te gustan y respondes a cada una de las objeciones que te dicen tus clientes con tranquilidad y confianza.

¿Es así?

Hoy te voy a dar 7 Claves  para saber utilizar el Arte de la Comunicación para mejorar tus beneficios y aumentar la fidelidad de tus clientes.

Sabes perfectamente que lo que les hagas sentir, será determinante para que confíen en ti como persona y profesional.

Escuchar para contestar o para comprender

¿Cuantas veces te has sorprendido, escuchando para saber que decir a tu cliente, para contestar sin ni siquiera saber si tu cliente quiere que le contestes?

La mayor parte de las personas hablamos para que nos escuchen. Y es fantástico, porque en el momento que tu cliente está contando lo que le ha sucedido, lo que piensa sobre una situación en particular, sobre lo que le preocupa, sobre lo que le gustaría conseguir, sus sueños, sus deseos, sus necesidades… mientras te habla y te cuenta, debes aprender y conocer a tu cliente, debes escuchar, entender y utilizarlo para saber que puedes ofrecerle para hacerle feliz.

¿Crees que hay alguna forma de fidelizar mejor a un cliente que ayudándole a sentirse mejor y más feliz?

Piensa y por favor llévalo a cabo.

Elevar el tono para hacerte escuchar

¿Cuantas veces hablas y crees que no te escuchan y subes tu tono de voz o quizás quieres hacerte oír a toda costa y hablas más alto de lo normal para conseguir tu propósito?

A veces sentimos que no nos escuchan o que nuestra conversación no interesa. Y contrariamente a lo aconsejable, elevamos el tono de voz, sin darnos cuenta que podemos molestar, incomodar y reflejar una falta de respeto y educación.

Contra más grites, más te vas a alejar de tu objetivo, que era acercarte a tu cliente y crear una relación de confianza y respeto.

Cuando se grita se pierde la razón, solo se busca el protagonismo y el triunfo de uno mismo sobre los demás. La imagen que se da, dista mucho de profesionalidad, de liderazgo y trabajo en equipo.

¿Crees que sin darte cuenta en algún momento esto ha sucedido en tu Centro?

Interrumpir de forma continuada en una conversación

¿Alguna vez estás manteniendo una conversación y te interrumpen continuamente, sin dejar terminar, ni dejar explicar lo que quieres decir?

Es una mala costumbre y demasiado habitual. Hay que dejar que la persona termine de hablar, lo primero porque es una falta de educación interrumpir constantemente y segundo porque tu cliente no se siente ni mucho menos escuchado, atendido ni con ganas de volver a tu centro.

A veces sentimos que debemos decir algo al hilo de la conversación y no queremos que se nos olvide, en ese momento con mucha educación, decimos:

-“siento interrumpirte pero al hilo de lo que me estás contando quiero darte la razón y decirte…”

De esta forma el cliente sabe perfectamente que le estás escuchando, que le atiendes y te preocupa lo que te dice.

Lenguaje positivo, actitud positiva

¿Eres consciente de tu forma de hablar? Utilizas palabras con sentido negativo o palabras con mucho poder y que tienen una connotación negativa en tus conversaciones.

Hay palabras que sin darnos cuenta nos quitan la razón, hacen sentir mal a tu interlocutor y  hacen perder muchos puntos en los negocios.

Hay una palabra que utilizamos mucho y no nos damos cuenta el alcance que tiene en una conversación. ¿Quieres verlo?

Te escribo unos ejemplos:

  • Ya entiendo lo que te pasa “pero”…
  • Comparto lo que me dices “pero”…
  • Confió en tu palabra “pero”…
  • Lo has hecho muy bien “pero”…

Cuando utilizamos el “pero” según en qué frases le quitamos valor a lo que hemos expresado antes o quitamos la razón a nuestro interlocutor o negamos lo que acabamos de decir antes del “pero”.

Debemos poner atención en nuestra forma de expresarnos, en la mayor parte de las veces cuando perdemos un cliente o la venta de un servicio o producto, es por no haber cuidado nuestra forma de expresarnos y empatizar con el cliente.

¿Tienes en cuenta este detalle tan importante a la hora de hablar y ofrecer servicios y/o productos a tu cliente?

Justificar, rebatir y desafiar

Cuantas veces has tenido que rebatir o justificar que tu producto era mejor que otro de la competencia o por un servicio en particular justificar su precio.

Demasiadas ¿verdad?

Es agotador lo sé. Sin embargo, nos encontramos diariamente con esta situación y debemos ofrecer nuestros productos y servicios haciendo hincapié en la diferencia con “otros” siempre desde el respeto y con educación. Aunque a veces nos den  ganas de contestar con cuatro verdades y no con tanta santa paciencia.

Debemos saber informar y explicar del porqué de los resultados, beneficios y soluciones de nuestros servicios y productos, potenciando y reforzando nuestra profesionalidad con argumentos técnicos y que todo el mundo entiende. (Aunque a veces los clientes se hagan los tontos)

Recuerda: Siempre con profesionalidad y argumentando. Ofreciendo soluciones y beneficios.

No entres en conversaciones sin sentido y sin ningún resultado positivo para ti, ni tu negocio.

Aclarar objeciones.

Cuando un cliente te pregunte y te ponga objeciones, lo mejor es aclararlas y no rehuir de ellas.

Lo mejor sería anticiparte a ellas, resolviéndolas antes de que lleguen, a veces no es posible, por lo que, lo mejor, es aclararlas, con confianza y seguridad, sin dudas y sin ningún tipo de miedo.

En muchas ocasiones, huimos de ese momento, en el parece que tengamos que “convencer”, no lo sientas así. Yo cuando voy a comprar algo, me gusta preguntar y que me resuelvan las dudas que puedo tener, ¿no crees que es lo normal?

Si te pone objeciones, piensa que es porque el producto o servicio le interesa. Tú única función es explicarle lo que quiere y necesita escuchar.

Actitud

Cuando queremos entablar una buena relación lo que tenemos que tener muy claro es que a nadie le gustan las personas altaneras que te miran por encima del hombro.

Hay personas que poseen una actitud de altanería que no ayudan en nada a las relaciones personales y menos profesionales.

Hay personas que a través de sus gestos y palabras, hacen sentir de menos, ofenden, ridiculizan y menosprecian a los demás.

Hay profesionales que les encanta lucirse en sus explicaciones y lo único que consiguen es alejar a un potencial cliente. Utilizan tecnicismos, palabras poco conocidas, solo para demostrar que saben lucirse, porque quizás profesionales sean más bien poco.

Debes conocer a tu cliente y saber cómo debes hablarle y explicarle tus argumentos para que te entienda, se sienta cómodo y solo piense en acudir a tu centro, donde siente confianza plena en ti y en todo lo que le ofreces.

La Comunicación es un Arte que debes saber utilizar en tu Vida y en tu Negocio, para conseguir Transmitir Confianza y Seguridad con el único objetivo de conseguir Más y Mejores Clientes.

 

Una vez más espero que la información que te ofrezco te sirva y te ayude a conseguir lo que quieres y deseas.

Me encantaría que compartieses el artículo y sin duda alguna tu opinión, con tu ayuda podemos llegar y ayudar a más personas y profesionales de este maravilloso mundo que es el de ayudar y hacer sentir mejor a los demás.

Un abrazo y comienza a hacer de la Comunicación un Arte.

Dominica Soria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *