5 Claves para llevar a la práctica las Neuroventas. Más fácil imposible.

Vender, vender, vender… incluso la palabra tiene detractores. Nos dicen que olvidemos la palabra vender y la cambiemos por aconsejar, asesorar, servir, compartir, solucionar… seguro hay más, pero con estos ejemplos creo que os queda claro a que me refiero.

A nadie le gusta vender bueno… a casi nadie, conozco a personas y profesionales que sí, les gusta, lo viven, lo disfrutan y se dedican a ello con mucho éxito.

Hoy en día se habla mucho de saber vender, aprender a vender, cómo ser un gran vendedor, como duplicar tus cifras, algunos más osados te dicen como triplicar tus ventas fácilmente, sí, desde luego hay mucho osado y mucho vende humo.

Ahora está de moda hablar de Neuroventas. Seguro habrás escuchado hablar de este tema. Por supuesto es una herramienta más para llegar a tu cliente ideal, para saber lo que quiere y desde luego que te lo compre. De eso se trata, que te «compre».

Todos los que nos dedicamos a este mundo de la Belleza y el Bienestar, tenemos nuestro título de lo que sea que seamos, esteticistas, masajistas, peluqueros, estilistas, asesores de imagen, aroma-terapeutas, quiromasajistas, maquilladores… solo por citar algunos. Todos hemos estudiado, nos hemos formado continuamente en técnicas, cortes, terapias, visagismo y un largo etc.

Ahora yo os pregunto, ¿quién os ha enseñado a vender? A mí, sinceramente nadie y creo que como yo, muchos estamos en la misma situación. Nadie me dijo que existiesen claves, consejos, técnicas, pautas… hasta que llegue a preguntarme por qué a muchos profesionales les asustaba, les incomodaba, les aterraba «vender».

Y no solo me refiero a vender productos, para mi es tan importante el saber vender servicios como productos, ideas, estilo de vida, ropa, imagen, emociones, sensaciones… Y por supuesto tu imagen, tu centro, tu equipo, tus colaboradores, tu forma de trabajo, tu marca… en definitiva tú y todo lo que te rodea.

Nos guste o no nos guste el vender es imprescindible. Hoy en día más todavía. Y debemos saber todo lo que podamos sobre técnicas de venta para que nos compren a nosotros y no a los demás. ¿Estás de acuerdo conmigo?

Por supuesto «vender» no es atosigar, agobiar, engañar, confundir, presionar, molestar. NO ES NADA DE ESTO.

 Debemos aprender a vender de una forma inteligente, saber lo que nuestro cliente quiere y crearle la necesidad de conseguirlo.

Ojala, nos enseñasen a vender en el colegio, lo agradeceríamos muchísimo de mayores. Quizás nunca te hayas parado a pensar, que la palabra vender encierra un significado mucho mayor que el que nos parece o por el cual entendemos esta palabra.

¿Quién no se ha vendido alguna vez a sus padres, para conseguir algo? ¿No has utilizado tus mejores armas de convicción y seducción para conseguir llegar un poquito más tarde a casa?

¿Y alguna vez no has conseguido ir algún sitio en concreto que tu querías convenciendo y «camelando» a tus amigas?

¿Y al novio o novia? ¿Estás segura/o? Bueno en este sentido quizás seamos mejores y más inteligentes las mujeres… bromas aparte.

¿Qué es lo que has hecho una y mil veces para conseguir algo en concreto, algo que deseabas?

Bueno, ya te lo digo yo… cuando quieres algo, piensas como puedes llegar a esa persona (pongamos tu padre, madre, hermana, amiga, novio…) piensas que le puedes decir para que esté contento, tranquilo, que confié en ti que sonría y que incluso le den ganas de abrazarte por esa magnífica idea ¿o no crees lo mismo?

Eso es neuro-venta, lo «emocional» al servicio de la «venta» ni más ni menos. Y lo hemos hecho toda la vida y seguimos haciéndolo de forma inconsciente.

Bien, es hora de realizarlo conscientemente con nuestros clientes. ¿Qué te parece?

Exacto es genial.

HOY VOY A COMPARTIR CONTIGO 5 CLAVES PARA APRENDER EL SECRETO DE LAS NEURO-VENTAS PARA QUE LO PONGAS AL SERVICIO DE TU NEGOCIO.

1.VENDER SOLUCIONES

De este primer punto ya os he hablado muchas veces. Está comprobado que al cerebro le gusta «comprar» por dos razones aumentar el placer o solucionar un «dolor» o «problema».

Por eso es importante conocer que quiere, que le preocupa, que necesita tu cliente, por eso hablamos de neuro, vendemos tranquilidad, seguridad, solución.

Lo principal escucha a tu cliente, conócelo y véndele lo que quiere.

2. LOS CLIENTES SON MUCHO MÁS.

Cuando nos dedicamos a tratar, hablar, conversar, comunicar con personas que vemos muy a menudo o por lo menos ese es nuestro fin. No son simples clientes, son mucho más, cuando generas confianza y es reciproco, se crea algo maravilloso. Por lo que muchos clientes se convierten casi en amigos, sabes de su familia, sus preocupaciones, alegrías, incluso compartes momentos increíbles… la comunión de sus hijos, aniversarios, bautizos, bodas, embarazos, confesiones de amigas, el primer novio, incluso el fallecimiento de padres y todo esto son grandes momentos que los comparten contigo, por lo que muchos clientes son amigos y hay que cuidarlos y tratarlos como tal (yo personalmente tengo recuerdos maravillosos)

Todo esto, hace que te vean como una persona de confianza y gran generosidad. Por lo que te dejaran de ver como una persona que quiere vender y cuando les «ofrezcas» «asesores» «recomiendes» algo como profesional y persona de confianza, te aseguro que será mucho más fácil que te escuchen y compren.

3. EL TIEMPO ES ORO Y ESTE PRECIO SUBE.

Algo que funciona muy bien, son las promociones con tiempo límite. Ahora bien, tienes que ser honesto, y si una promoción se acaba en una fecha se acaba. Porque si no perderás credibilidad y se darán cuenta que da igual lo que hagas o digas.

Promociones reales y en tiempo límite. Si creas bonos, tarjetas regalo, un dos por uno… promociones del tipo que sean, informa bien claro que tal día se acaba y su precio será el de antes. La sensación de que quieres algo y lo tienes más barato crea necesidad de tenerlo y conseguirlo.  Haz la prueba.

4. LA FUERZA DE TU MIRADA.

Quien se puede negar a una mirada profunda, honesta y seductora… ya lo sabían bien los antiguos galanes de cine.

Siempre que hablo de vender, insisto en ciertos puntos que me parecen y son muy importantes. La mayoría de las veces, aconsejamos un producto o servicio cuando estamos con el cliente haciéndole un servicio.

En esos momentos está muy bien hablarle de solucionar un «problema», le aconsejamos y asesoramos, la mayor parte de las veces hay es donde se queda toda nuestra venta. Ese es el primer paso. El segundo es enseñarle tu producto o servicio cuando ella puede mirarte a los ojos, cuando hay un contacto visual.

Le miras a los ojos, le guías al producto y le hablas de soluciones, sin duda alguna se quedara con mucha más información y posiblemente si es lo que quiere te lo compre.

5. VENDER SIN VENDER.

A quién no le gusta entrar en un centro y sentir que realmente se preocupan y ocupan de lo que quieres, necesitas y deseas. Es fantástico y es lo que de verdad funciona.

Si quieres que un cliente sea fiel de por vida, consigue que se sienta escuchado, atendido, entendido y que sale de tu centro con la sensación de que su vida es mejor.

Dejemos de pensar que vender es incomodar, molestar y presionar. Vender es ofrecer la información que tu cliente necesita para solucionar o mejorar su calidad de vida. Y si tú lo tienes debes saber que tu cliente puede ser que lo quiera.

Vender no es estresarse ni agobiarse, es dedicarte a tu cliente, desde la confianza y disfrutando de lo que haces.

Crea una relación de confianza con tu cliente, conecta emocionalmente con él, sin confianza ni conexión emocional, nada solucionaras.

Espero una vez más que te guste y ayude este artículo. Mi único propósito es que disfrutes de tu profesión y disfrutes de tu negocio.

Si te gusta por favor comparte, con tu ayuda podemos ayudar a más profesionales.

Un abrazo y pon en acción estas 5 Claves. Observa resultados y cuéntamelos.

Dominica.

 

4 opiniones en “5 Claves para llevar a la práctica las Neuroventas. Más fácil imposible.”

  1. Me a encantado tu articulo, algunos puntos ya los sabia como lo de la mira. Incluso si miras al tercer ojo (metafóricamente), también salen las ventas. Voy a poner en practica tus consejos.
    Gracias por tus aportaciones a esteticistas como yo.
    Un besazo Eloisa

    1. El placer sin duda es mio, poder compartir mi experiencia y como bien dices con esteticistas como tú. Profesionales con dedicación plena y con ganas de seguir aprendiendo y formándose continuamente. Es la única forma de ser excelente como profesional y persona. Mil gracias por seguirme y compartir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *